[ Ciudad de Málaga ]


Fuente: http://www.malagaturismo.com/

Málaga, la ciudad ya fundada en tiempos remotos por los fenicios, se levanta a la orilla de las templadas y azules aguas del Mediterráneo. Bañada por el intenso y cálido sol andaluz es una ciudad con un encanto especial. Su fama a nivel turístico viene por sus playas situadas en la Costa del Sol. Esta costa se precia de tener uno de los más cálidos y suaves climas de la Península Ibérica.

Málaga ofrece otras maravillas, tanto en la capital como en la provincia, testimonio de una rica y antiquísima historia. La ciudad en sí, se presenta alegre y acogedora, con numerosos jardines y su arquitectura con reminiscencias árabes. Prueba de todo ello son monumentos como: el Teatro Romano, la Alcazaba, la Catedral, la Aduana, la Judería y un rico patrimonio arqueológico que han hecho que sea declarada Conjuntos Histórico.  

La provincia encierra tesoros en sus cuatro costados. Al sur, en su costa oriental y occidental, tenemos las playas, algunas turísticas y otras que conservan el encanto de un pueblecito pesquero. Al norte, sus montañas, descubren parajes naturales bellísimos y asombrosos.

La cocina malagueña brilla en sus pescados y mariscos frescos de gran calidad: sopas frías o gazpachos como el “Ajoblanco”, sopa fría a base de aceite de oliva, ajo y almendras. Las “Gambas a la Plancha" asadas en una parrilla abierta o "Gambas Cocidas" junto con las sabrosas y variadas frituras de pescado. Otra especialidad son las pequeñas "Almejas", guisadas en una salsa de perejil, ajo y vino blanco, también deliciosas. También merece la pena probar los populares "Boquerones en Vinagre", así como la cocina de la sierra, que aporta el contraste con excelentes preparaciones de carne de caza  charcutería, habas y Morcillas, mereciendo adicionalmente destacar el "Rabo de Toro a la Rondeña".

Málaga se ofrece como la perfecta anfitriona para la celebración de grandes eventos gracias a la dotación de equipamientos de alto nivel. Una amplia red de comunicaciones aéreas, marítimas y terrestres; la modernidad de una ciudad cosmopolita e infraestructuras de alto nivel, se unen a la gastronomía, sus playas y clima.